MANIPULACIÓN FAMILIAR

La manipulación familiar se refiere a un tipo de conducta que tiene lugar en el seno de la familia, y en la que un miembro de esta familia emplea tácticas de manipulación para mantener el poder y el control sobre otros miembros de la familia. El manipulador puede utilizar alguna de las siguientes tácticas:

Minimizando los sentimientos de las personas

Trivializar o minimizar es una manera de invalidar los sentimientos de otras personas. El sujeto puede empleaar frases como: “Eres demasiado sensible” o “No hace falta ponerse así por esta tontería.”

Trivializar hace que la persona sienta que sus sentimientos o necesidades no son importantes.

Utilizar el chantaje emocional

Las personas emplean el chantaje emocional para sugerir que pasará algo malo si la otra persona no cumple con lo que le pide. Puede emplear la vergüenza, la culpa o el miedo para obligar a la otra persona a actuar como él/ella quiera.

El chantaje emocional puede afectar a la autovaloración de las personas, experimentado una baja autoestima y la sensación de minusvalía.

Hacer dudar al otro de su propia cordura

Un miembro de la familia puede utilizar la “luz de gas” (hacer dudar sobre la propia cordura) para ganar poder y control sobre otra persona. Aquel puede negar que algo haya ocurrido o actuar como si un evento o situación real sólo estuviera en la cabeza de su víctima.

Hacer a alguien “luz de gas” puede hacer que esa persona se cuestione sus propias emociones o su estado mental, dejándolo con un sentimiento de confusión e indefensión.

Retirar el cariño

Es una táctica que se suele utilizar para manipular emocionalmente a otra persona. La retirada del cariño, el afecto o las muestras de amor se mantienen hasta que la otra persona cumple con nuestros deseos.

Hacerse la víctima

Una persona puede hacerse la víctima para manipular a otros. Intentan tapar sus conductas de abuso culpando a otras personas y haciéndolas responsables frente a otros.

Una persona puede hacerse la víctima para que otros sientan pena por ellos, haciendo que se culpen por ello.

Comportándose de forma agresiva

El sujeto puede utilizar un lenguaje, conducta o amenazas para controlar a otra persona. Esto incluye:

  • Humillar a la persona delante de otros.
  • Emplear las ofensas e insultos.
  • Enfadarse de forma que atemorizar a la otra persona.
  • Amenazar con hacerse daño, hacérselo a otros, a personas queridas por la otra persona, a sus mascotas…
  • Hacer que la persona se sienta estúpida o pretender que no la entiende.
  • Rehusar escuchar a la otra persona, o cambiar constantemente de tema.

Emplear el aislamiento

El sujeto puede emplear el asilamiento para manipular a otros, manteniéndolos alejados de otras personas que podrían ofrecerle apoyo emocional, ganando de esta forma mayor control y poder sobre ellas.

Algunas señales que nos pueden indicar que un miembro de la familia pueda estar utilizando el aislamiento:

  • Desanimando o impidiendo que otro miembro de la familia vea a sus amigos u otros familiares.
  • Hacer que la persona se sienta culpable si ve a otros.
  • Saber siempre lo que la persona está haciendo o mantener el contacto con la persona de forma constante.
  • Impedir que la persona salga de su casa, como evitar su acceso al transporte.
  • Mostrar celos cuando la otra persona pasa tiempo con otros.

BANDERAS ROJAS A TENER EN CUENTA

Las señales de aviso o banderas rojas de manipulación familiar pueden incluir:

  • Sentirse presionado para hacer algo o ser incapaz de decir “no”.
  • Sentirse incapaz de hacer algo bien o lo suficientemente bien.
  • Sentirse aislado de los amigos u otros familiares.
  • Sentirse confuso o dudar de uno mismo debido a la conducta del manipulador.
  • Experimentar culpa, vergüenza, etc., por la conducta de la otra persona.

CÓMO REPONDER A LA MANIPULACIÓN EN EL SENO DE LA FAMILIA

Algunas estrategias útiles pueden ser:

  • Si se siente seguro para hacerlo, y cuando ambas partes estén en calma, haga saber a ese familiar cómo le hace sentir su comportamiento.
  • Establezca unos límites claros y manifieste cuáles son sus necesidades.
  • Reconocer cómo le hace sentir determinado familiar y que esos sentimientos son válidos.
  • Centrarse en los autocuidados, como hacer ejercicio, alimentación sana, dormir lo suficiente y realizar actividades gratificantes.
  • Limitar o evitar pasar tiempo con el familiar tóxico en la medida de lo posible.
  • Practicar estrategias que le ayuden a afrontar situaciones difíciles, como la meditación o la relajación.
  • Evitar sentirse culpable o avergonzado por el comportamiento de otros.
  • Encontrar maneras para expresar y ventilar emociones de forma saludable (ejercicio, actividades creativas, escribir…).
  • Planificar objetivos y cosas para un futuro próximo, de manera que uno se sienta positivo sobre su propia vida.
  • Si el entorno familiar es tóxico o poco seguro, buscar una vivienda alternativa si es posible.
  • Consultar con nuestro médico, Servicios Sociales, etc.

Fuente: “What is familial manipulation, and how can a person respond to i?” B. Sissons. Medical News Today. Agosto 2023

Apoyo Psicológico OnlinePsicológos Online