ATAQUES DE PÁNICO Y CRSIS DE ANSIEDAD: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

La ansiedad es una de las formas saludables que tiene nuestro organismo de hacer frente a situaciones peligrosas o estresante en nuestra vida cotidiana. La ansiedad puede proporcionarnos información muy útil.

Los datos de que disponemos nos indican que, en nuestro país, el 6,7% de la población tiene problemas de ansiedad (el 8,8% de las mujeres y el 4,5% de los hombres). Pero una cosa es sentir ansiedad y otra muy distinta sufrir ansiedad. Según los psicólogos Tais Pérez y Sergio García, todos sentimos ansiedad, es algo normaal, pues el sentir ansiedad es una respuesta natural ante un peligro real o imaginario: una entrevista de trabajo, la pérdida de un empleo, por ejemplo. Sin embargo, sufrimos ansiedad, es decir, tenemos un Trastorno de Ansiedad, cuando limita nuestra vida. El problema no es tener ansiedad, sino cuando está desajustada y es desproporcionada, afirman estos profesionales.

En otro orden de cosas, un 15,8% de la población (9,4% hombres y el 22,0% de mujeres) han informado de haber experimentado ataques de pánico.

Aunque las personas en general solemos hablar de “ataques de pánico” y “crisis de ansiedad” de forma intercambiable, estos dos trastornos no son lo mismo. La ansiedad suele relacinarse con la anticipaciones que hacemos de la ocurrencia de una situación, experiencia o evento estresante, que ppuede aperecer de forma gradual.

Los síntomas de la ansiedad suelen se: la preocupación, la angustia y el miedo.

¿Qué es un ataque de pánico?

Los ataques de pánico suelen aparece de forma repentina, y suelen ir acompañados de un miedo intenso y abrumador. También aparecen síntomas físicos muy incómodos, como el corazón desbocado, la dificultad para respirar o las nauseas. 

El DSM-5, el sistema para clasificar y diagnosticar los trastornos mentales, califica el ataque de pánico como inesperado o esperado.

Los ataques de pánico inesperados ocurren cin una causa obvia. Los ataques de pánico esperados suelen venir precedidos de estresores externos, como las fobias.

Los ayaques de pánico pueden ocurrirle a cualquiera, pero si se producen más de una vez estaremos ya frente a un trastorno de pánico, un trastorno de la salud mental que sew caracteriza por ataques de pánico repentinos y repetidos.

SÍNTOMAS DE ATAQUES DE PÁNICO VS. CRISIS DE ABNSIEDAD

Los ataques de pánico y las crisis de ansiedad pueden parecer iguales y, de hecho, comparten bastantes síntomas emocionales y físicos. Se puede experimentar una crisis de ansiedad y un ataque de pánico al mismo tiempo.

El ataque de pánico y la crisis de ansiedad puede causar síntomas ´sisicos y emocionales, incluyendo: 

  • Aprensión y preocupación.
  • Angustia.
  • Miedo a morir o a perder el control.
  • Una sensación de separarte del mundo (desrealización) o de uno mismo (despersonalización). Es como si las cosas que ocurren a nuestro alrededor no son reales o como si me estuviera mirando a mi mismo desde fuera.
  • Palpitaciones o un incremento de la tasa cardiaca.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Tensión en la garganta, como si nos costara tragar.
  • Boca seca.
  • Sudoración.
  • Subidones de calor o frío.
  • Temblores.
  • Sensación de insensibilidad u hormigueo en las extremidades (parestesia).
  • Nauseas, dolor abdominal o estómago revuelto.
  • Dolor de cabeza.
  • Sentirse débil o mareado.

Puede resultar difícil saber si lo que se experimenta es una crisis de ansiedad o ataque de pánico. Para ello debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Las causas. La ansiedad suele relacionarse habitualmente con algo que se percibe como estresante o amenazante (la pérdida de trabajo, un diagnóstico médico…). Los ataques de pánico no siempre van precedidos de estresores. Parecen ocurrir sin nada que los provoque.
  • El grado de malestar. La ansiedad puede ser suave, moderada o severa. Los ataques de pánico, por otro lado, suelen tener síntomas severos y muy disruptivos.
  • Reacción de ataque-huida. Durante los ataques de pánico, la respuesta automática de ataque-huida toma el control. Los síntomas suelen ser más intensos que los síntomas de la ansiedad.
  • Velocidad de inicio. Mientras que la ansiedad puede empezar de forma gradual, los ataques de pánico suelen ser abruptos y repentinos.
  • Efecto. Los ataques de pánico suele disparar miedos y preocupaciones de experimentar un nuevo ataque. Esto puede tener efectos sobre nuestra conducta, llevándonos a evitar lugares o situaciones que pensamos pueden dispararnos un nuevo ataque.

¿Cómo suele desarrollarse un ataque de pánico? De forma muy resumida, sería algo como esto. Usted tiene que ir al súper, pero la sola idea ya no le hace sentirse cómoda, pues es un lugar en donde tienen la sensación de no tener dónde ir si le pasa algo. A medida que se acerca al supermecado, su corazón empieza a palpitar con mayor fuerza. Su respiración se acelera y empieza a invadirle una sensación de miedo intenso, como si le fuera a ocurrir algo terrible. Los sonidos se atenúan y la visión comienza a estar borrosa. Nota cómo su corazón se dispara desbocado y siente pánico ante la perspectiva de que le ppueda dar un ataque de corazón. Todo su cuerpo tiembla y la respiración cada vez está más acelerada. Teme desmayarse en medio de la calle y hacer el numerito…

¿Le suena de algo? Cualquier persona con problemas de ansiedad y/o ataques de pánico debe consultarlo con su médico. Los tratamientos más eficaces son aquellos que combinan el tratamiento farmacológico con el tratamiento psicológico. A su corazón no le pasa nada. Es su mente que le juega malas pasadas. Pero tiene solución. Busque ayuda de los profesionales de su confianza.

Si te ha gustado este artículo y crees que podemos ayudarte, contacta con nosotros. Nos avala una amplia experiencia en psicología clínica, intervención y asesoramiento psicológico/emocional a personas adultas.

Más información:

🏠 Apoyo Psicológico Online

📲 689 113 038

📧 contacto@apoyopsicologicoonline.com

👨‍💻www.apoyopsicologicoonline.com

Apoyo Psicológico OnlinePsícologo online Menorca